Desafíos claves del Futuro del Talento

Desafíos claves del Futuro del Talento

La creación de nuevos puestos de trabajo en 2025 ascenderá a 97 millones, frente a los 85 millones de empleos que serán eliminados por cambios en la división del trabajo entre humanos y máquinas.

Esa es sólo uno de los interesantes temas que aborda el informe “Futuro Talento – Innovación, tecnología y habilidades para la industria 4.0” elaborado por el MIT Technology Review en conjunto con la empresa Indeed.

El enfoque de este paper -publicado a mediados de este año 2021- fue analizar la actual transformación del mercado laboral y ayudar a trabajadores y empresas a adaptarse a las realidades presentes y futuras del empleo.

Bajo ese objetivo, otros valiosos tópicos que se incluyen dicen relación con la calidad del empleo, el teletrabajo, la preponderancia que tomarán las habilidades profundas, la inteligencia artificial, la deslocalización, los currículums ciegos, etc.

A continuación, te resumimos parte del informe.

Contexto

La Cuarta Revolución Industrial no solo está transformando todos los sectores económicos, sino también las habilidades más demandadas entre los profesionales y la propia relación de las empresas con sus empleados.

Para el autor de The Future of Work, Jacob Morgan, la transformación actual se debe a cinco palancas principales: las nuevas actitudes moldeadas por las redes sociales; las tecnologías como el big data, internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés), la automatización y los robots; los millenials (que ya suponen el 50 % de la población activa); la movilidad y el teletrabajo globalizado.

Sin embargo, esta transformación no va a afectar a todos por igual. Un análisis en Estados Unidos concluyó que la automatización se llevará por delante más empleo en zonas rurales. Un informe del grupo de investigación Brookings afirma que la automatización perjudicará más a las personas sin estudios superiores y a los jóvenes que empiezan su carrera con trabajos en servicios y ventas al por menor.

Por otra parte, la automatización está asumiendo cada vez más tareas que antes hacían las personas, pero esta tendencia también ofrece nuevas oportunidades a través de empleos de mayor calidad. Por su parte, la digitalización se ha convertido en un salvavidas para afrontar el teletrabajo en tiempos de pandemia.

En ese sentido, de acuerdo al informe, para hacer una transformación digital inclusiva se necesita aumentar la inversión en infraestructura digital, asegurar que el marco de competencia promueva la innovación y que los trabajadores cuenten con las habilidades y la protección social necesaria para sacar provecho de la economía digital.

Si bien la proactividad de los trabajadores que se autodesarrollan y ocupan de mantenerse actualizados es muy valorada, es un factor aún más crítico e imprescindible en las personas menos formadas, dado que tienen muchas más probabilidades de trabajar en empleos ‘rutinarios’, que son más susceptibles de automatizarse; de hecho el COVID-19 ha acelerado la destrucción de empleos a manos de robots, porque cada vez más compañías los utilizan para tareas repetitivas y de riesgo para evitar contagios. En cambio, ha frenado el crecimiento de la brecha laboral entre las grandes ciudades y las regiones de alrededor, puesto que la pandemia nos ha hecho conscientes de que “no es tan necesario estar presente en macrourbes”.

En términos demográficos, el coronavirus servirá para que las ciudades medianas crezcan, ya que, además de poder trabajar a distancia, la gente querrá tener ciertos servicios al alcance que solo se podrán tener en ciudades de tamaño medio y bien comunicadas.

Otro dato muy interesante del informe es que se identifica que -mientras la productividad de los trabajadores aumentó un 69,6 % entre 1979 y 2019- el salario por hora solo subió un 11,6 %. Así que parece que, aunque los empleados producen cada vez más, los sueldos no están aumentando en consecuencia.

Futuro del Trabajo

El futuro del trabajo está marcado por la automatización, la deslocalización y una demanda de competencias que cambiará cada vez más rápido. La mejor receta para abordar este escenario por parte de trabajadores y empresas se compone de habilidades profundas, formación continua e incorporación de la sostenibilidad en la agenda corporativa.

En ese contexto, de acuerdo al informe “Los empleos del futuro 2020” del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés): aunque las tecnologías emergentes prometen crear nuevas profesiones, el ritmo de empleos destruidos va más deprisa que el de la creación de los nuevos ‘trabajos del futuro’.

El informe también afirma que la creación de nuevos puestos de trabajo en 2025 ascenderá a 97 millones, frente a los 85 millones de empleos que serán eliminados por cambios en la división del trabajo entre humanos y máquinas.

Alentador resulta leer en este paper la afirmación respecto a que uno de los aprendizajes de la pandemia es que las personas deben estar en el centro de las organizaciones; y como este mundo va muy rápido, la flexibilidad, la adaptación y la capacidad de aprendizaje se vuelven críticas.

Consistente con lo anterior, se establece que las habilidades blandas (soft skills), otrora vistas como un mero complemento, empiezan a alzarse como elemento diferenciador en los trabajadores por su capacidad de dotarles de la flexibilidad necesaria para enfrentarse a un panorama laboral que se transforma cada vez más rápido.

Las habilidades de comunicación, inteligencia social y emocional, la flexibilidad, la capacidad de resolver problemas complejos, de colaborar y de gestionar equipos, entre otras, se están convirtiendo en esenciales a medida que los lugares de trabajo se hacen más diversos, resaltan expertos de la OCDE.

De hecho, a las “softskills” se les comienza a denominar habilidades profundas (deep skills), ya que son más difíciles de enseñar, requieren más trabajo aprenderlas, es más complicado medirlas y cuesta más automatizarlas con máquinas que otras destrezas.

El reporte también incluye un análisis sobre algunas tecnologías para gestionar personas, mencionándose entre ellas las plataformas digitales, inteligencia artificial, sistemas para teletrabajo, redes sociales, chatbots, etc.

Para la elaboración de este paper se realizaron entrevistas en profundidad con expertos en Recursos Humanos de distintos sectores, con referentes de la OCDE, del Foro Económico Mundial, Consultoras Multinacionales.

¿Te gustaría recibir el informe completo? Sólo debes escribirnos a conversemos@decides-asesorias.com

Deja una respuesta

DeciDes