13 formas en que justificamos o ignoramos el feedback negativo

13 formas en que justificamos o ignoramos el feedback negativo

 

Mucho se habla, y estoy completamente de acuerdo, sobre la importancia de la gestión del feedback en el trabajo en instancias como las evaluaciones de desempeño, las cuales han ido variando en su frecuencia, oportunidad, herramientas, aplicaciones y otros aspectos relacionados.

Sin embargo, en general cuando hablamos de la retroalimentación el énfasis de los textos, cursos y recomendaciones está centrado en cómo Entregar feedback de manera efectiva, y poco se habla desde la otra vereda, es decir, de cómo Recibirlo… especialmente cuando lo que nos dicen se percibe como negativo.

Eso es lo que a mi juicio hace muy interesante este artículo publicado en la Harvard Business Review, ya que se refiere a qué nos ocurre cuando recibimos retroalimentación que nos puede parecer “amenazante” en el ambiente laboral.

Como plante el autor, Peter Bregman, “Todos aman el feedback… siempre y cuando sea positivo”.
Otras ideas que rescato de artículo son: “…dado que la retroalimentación a menudo descubre nuestros puntos ciegos, es especialmente discordante porque, en muchos casos, pensamos que estábamos haciendo un buen trabajo”.

“Esto es especialmente cierto para los líderes que, debido a su rango y poder, a menudo no se les dice toda la verdad. Entonces, no es raro que los líderes se pongan a la defensiva cuando escuchamos críticas sobre nuestro liderazgo. No encaja con la historia que nos contamos”.

Algunas de las 13 cosas que, según el autor, comúnmente se dicen para defenderse de este tipo de feedback son:

  • Jugar a la víctima: «Sí, es cierto, pero no es mi culpa».
  • Minimizar: «Realmente no es tan importante».
  • Negar: «¡No hago eso!»
  • Evitar: «¡No necesito este trabajo!»
  • Culpar: “El problema es la gente que me rodea. Me contratan mal «.

Como plantea Bregman, se ha escrito mucho sobre cómo recibir bien la retroalimentación, algunos de ellos bastante matizados. Pero una vez que nuestro ego está involucrado y sentimos la carga emocional, es difícil acceder a los matices. Lo que necesitamos es una respuesta por defecto simple, confiable: «Realmente aprecio que te tomes el tiempo y el esfuerzo de decirme. Gracias.»

Si estás interesado en leer este artículo completo, lo puedes hacer en el siguiente link

Un abrazo,

Pulicado: Por Jorge Ulsen R. en Linkedin

Deja un comentario

DeciDes